Auto Repuestos Venezuela Import, C.A.
Asesoria Turistica On Line
Menú
Inicio
Noticias
El Zulia y la Promoción Turística
Promociones
Contacto
Ofertas para Venezuela
Versión Extendida
 
Calendario Andino
Festividades Andinas
Enero - Febrero
Marzo - Abril
Mayo - Junio
Julio - Agosto
Septiembre - Octubre
Noviembre - Diciembre
 
Aulas Virtuales
 

Maracaibo,
Noticias

Venezuela Real 2014

Opciones: Imprimir Imprimir Correo Enviar a un amigo
Anacondas atraen turistas a La Llovizna
25 Septiembre 2009
Fotos: Luis GonzálezLa naturaleza y la vida silvestre son fenómenos que no se aprecian en todas partes y los guayaneses tenemos la fortuna de contar con dos hermosos parques naturales en pleno corazón de la ciudad y ser testigos del comportamiento de especies silvestres que las películas dibujan como monstruos y que realmente son más inofensivos que peligrosos

No es mentira que las anacondas siempre han estado en La Llovizna, lo que sí es un mito es que se hayan comido a niños y personas o que estén al acecho de los visitantes que acuden a este encantador lugar. No en vano, y lejos de representar una amenaza para la especie humana, estos ofidios se han convertido en la principal atracción del maravilloso parque natural.

Pedro Vegue, director de Helivegue, empresa radicada desde hace 12 años en el Parque La Llovizna y que hace el manejo de los trenes y botes en la Laguna El Danto, reafirmó que “las anacondas siempre han estado aquí porque éste es su espacio natural. Y nosotros -al llegar a esta laguna o a cualquier otro lugar del parque- somos los que estamos entrando e invadiendo su espacio”.

Y es allí precisamente donde entra en juego un aspecto que es muy importante, “la educación”, resaltó el señor Vegue. Si las personas tuvieran la cultura de relacionarse pacíficamente y sin temor con los animales, sobre todo con animales como éste, no existirían mitos ni miedos absurdos.

A menos que se sientan muy amenazadas, las anacondas no atacarían y de hecho no han atacado a nadie en los 40 años que tiene de fundada La Llovizna, señaló el señor Vegue. Afortunadamente, la actitud de las personas hacia los animales -en este parque- ha ido cambiando para bien y esa es la intención de Helivegue, que se maneja bajo preceptos ecologistas, ambientalistas y conservacionistas.

Hoy día muchas personas confiesan que visitan el parque con la idea de toparse con una anaconda, pues, les parece un hecho alucinante poder ver con sus propios ojos a un animal tan poco común. Ahora saben que las anacondas merecen respeto y si se les aprecia son inofensivas. Esto no pasaba hace un año cuando la gente sentía pánico de ir a La Llovizna porque pensaban que la anaconda se los podía comer.

El señor Vegue, que lleva una contabilidad confiable del número de visitantes que demandan los servicios del tren y de los botes, comentó que cuando se corrió el rumor “malintencionado” que una anaconda se había comido a una niña aquí, “cosa que era totalmente falsa”, acotó, el parque sufrió serias consecuencias. La actividad se volvió casi nula y todo lo que tenía que ver con agua mermó en un 70%.

Costaron meses de lucha contra el mito, que le dio la vuelta al mundo y que fue comentado en más de 2 mil 500 post de Internet, para lograr que la gente regresara y volviera a confiar en el parque, puntualizó.

“Esta mentira pudo lograr que uno de los pulmones vegetales más importantes de la urbe quedara en el olvido, pero nosotros hemos asumido un rol hacia la formación del niño y del adulto, en este aspecto, y afortunadamente hemos visto un cambio muy positivo”, indicó el señor Vegue.

La atracción del día

Fotos: Luis GonzálezMuchas de las personas que acudieron al Parque La Llovizna esta Semana Santa jamás pensaron que iban a tener una anécdota maravillosa que contar a sus familiares y amigos. El señor Vegue indicó que dos de estos días una de las anacondas salió en la Laguna El Danto y se robó el show. “Se convirtió en la atracción del día y sin lastimar a nadie”.

Impulsada por el hambre y su instinto, la anaconda salió debajo del agua en busca de peces para alimentarse. Unos corrieron cundidos por el pánico, que es algo natural y espontáneo del ser humano, pero la gran mayoría de las personas se quedó en el lugar para observar al animal, sacarle fotos y hacer vídeos.

El señor Vegue opinó que “es un privilegio ser testigos de semejante fenómeno que nos ofrece la naturaleza y que sólo se puede apreciar, tan espontáneamente, en esta parte de Venezuela”. Explicó que así como el fenómeno de los peces, que también es único en el país, las anacondas están allí para ser apreciadas, respetadas y no temidas.

“Lo de los peces no es espontáneo, es algo que creamos nosotros, y nos costó años y años educar a la gente para que respetara a los peces y entendieran que ellos estaban allí para ser vistos, apreciados, alimentados, y no para comérselos, que es lo que pensaba la mayoría de las personas que llegaban aquí”, añadió.

Lo que se espera es que así como las personas aprendieron a convivir con los peces, con los monos, las avispas, y todos los demás animales de la vida silvestre que se encuentran en este parque, aprendan a convivir también con las anacondas y con los demás ofidios que hacen vida en este parque natural, de acuerdo con el señor Vegue.

“Además de una atracción, las anacondas se han convertido en amigas de los visitantes”, dijo Vegue. En su opinión, “cualquier país o ciudad del mundo daría lo que fuese por tener un parque como el nuestro y tener fuera de rejas, piscinas y lugares cerrados a animales de la vida silvestre como las anacondas de La Llovizna, que han logrado una interrelación perfecta con las personas que vienen hasta aquí”.

Así como anacondas, detalló el señor Vegue, hay otros ofidios y animales de la vida silvestre que han habitado siempre en el parque y nunca les han hecho daño a nadie. Esto, presume, es porque el 95% de las personas que acuden a La Llovizna son respetuosos con lo que les rodea y mientras uno sea respetuoso con el medio ambiente y con los animales que aquí habitan no va a pasar nada malo.

Un deber de todos

El señor Vegue le recordó a todos los habitantes de Ciudad Guayana cuál es su deber con respecto a los espacios naturales que afortunadamente nos tocó tener como patrimonio. “Todos debemos cuidar y preservar el parque porque éste es fuente natural de energía y de equilibrio emocional, con toda la fauna silvestre y sus imponentes cascadas y paisajes maravillosos, que son dignos de toda admiración”.

Lastimosamente, refirió, la fauna del Parque La Llovizna ha ido disminuyendo en los últimos años y por ello exhortó a todas las personas para que “vengan y aprecien lo que tenemos ahora y colaboren para que eso pueda ser preservado”.

Relató que “en los 40 años que tiene el Parque La Llovizna de fundado nunca ha habido reporte de ningún tipo de incidentes con los animales y no es por ocultar nada, porque los más interesados en que éste sea un espacio completamente seguro para el disfrute somos nosotros, porque vivimos de eso”.

“De haber algún peligro en este parque, afirmó, la gente debe confiar en que nosotros evitaremos que sufran ese peligro y para eso estamos preparados y tenemos la disposición, el ánimo, el entusiasmo y desde ese punto de vista la gente debe sentirse segura dentro de estas instalaciones”.

Lugar de disfrute

Las puertas del Parque La Llovizna siempre están abiertas para el disfrute de todos. El señor Pedro Vegue invitó a la comunidad guayanesa y a los visitantes que llegan a la ciudad a seguir frecuentando el lugar con la mayor confianza porque pueden caminar todas sus áreas seguros de que no corren ningún peligro y de que tanto Helivegue como Corpoelec, empresa encargada de su administración, correrán con toda la responsabilidad si llegase a ocurrir algo.

Este parque es una opción maravillosa para relajarse y disfrutar de la naturaleza. “Por eso nosotros y los encargados de la administración del parque nos dedicamos a educar con la verdad, con cariño, con respeto y sobre todo para los niños, que son los dueños del futuro. Nosotros estamos aquí de paso y vendrán nuevas generaciones que ojalá y tengan la suerte que nosotros tuvimos de haber heredado un espacio como éste y que debe ser enriquecido cada vez más”.

Para finalizar, el señor Vegue destacó que este parque provee salud mental para la gente de la ciudad y sin duda alguna debe ser el orgullo de todos los guayaneses. “Es maravilloso tener un parque como este, que además de ser muy bonito y estar muy buen cuidado ofrece una recreación gratuita, sana y de esparcimiento para todo el grupo familiar”.

Opinión de visitantes

Durante la visita que se hizo ayer al Parque La Llovizna varios visitantes fueron abordados con la siguiente pregunta “¿Dejaría de visitar el Parque La Llovizna porque hay anacondas?”. Ninguno de los encuestados se mostró sorprendido por la pregunta y todos afirmaron saber que hay anacondas en el lugar pero no por eso dejarían de visitarlo. Rafael Odremán, habitante de Ciudad Guayana y visitante asiduo del Parque La Llovizna, alegó que “sé de las anacondas, pero no por eso han decaído mis ganas de seguir visitando el parque y -de hecho- siempre que puedo vengo con mi familia”. Tibisay Velásquez, guayanesa y fanática de La Llovizna, también confesó saber de la presencia de estos ofidios en el parque pero no por eso ha dejado de ir a caminar en él. “No dejaría de venir por eso, lo que tengo es precaución y respeto hacia ellas y es lo que le recomiendo a las demás personas”. Anaís Bastidas comentó que no las ha visto aún “pero si las llegara a ver sería mejor porque nunca antes he visto una y no por eso dejaría de visitar el parque”. Julio Sánchez tampoco las ha visto y confesó que siempre visita el parque con esa intención, “yo a veces vengo ligando que pueda verlas”. La opinión de Carlos Andrade es que “las anacondas le tienen más miedo a los humanos del que nosotros podemos sentir por ellas, así que no me parece que el que ellas estén aquí sea un motivo para dejar de visitar el parque”. Así como estas personas, otras confesaron venir a La Llovizna sin temor de encontrarse con las anacondas, otros más aventurados visitan el parque con frecuencia anhelando verlas.

Fuente: María Elena Ramírez

Publicado por: travel.guillen.com.v
Regresar a la página principal
Regresar 
Versión de Noticias:
RSS2.0
Recomendamos Usar: FeedReader 2.90
 
Búsqueda de Noticias:
ATAluz
 
APUZ
 
ASDELUZ
 
 
Boletín
Registra tu e-mail gratis
al Boletín Turístico
 
eXTReMe Tracker
Navegación: Inicio | Noticias | El Zulia... | Soporte | Contacto | Términos y Condiciones
© 2005 - travel.guillen.com.ve - Asesoría Turística on-line - Todos los Derechos Reservados
Herramientas