Auto Repuestos Venezuela Import, C.A.
Asesoria Turistica On Line
Menú
Inicio
Noticias
El Zulia y la Promoción Turística
Promociones
Contacto
Ofertas para Venezuela
Versión Extendida
 
Calendario Andino
Festividades Andinas
Enero - Febrero
Marzo - Abril
Mayo - Junio
Julio - Agosto
Septiembre - Octubre
Noviembre - Diciembre
 
Aulas Virtuales
 

Maracaibo,
Noticias

Venezuela Real 2014

Opciones: Imprimir Imprimir Correo Enviar a un amigo
Castillo de San Felipe 277 años fortaleza firme en el tiempo
20 Septiembre 2009
Castillo de San FelipeLlegar a Puerto Cabello, una ciudad que a simple vista es el reflejo de las actividades portuarias, industriales y comerciales, es entrar a un mundo lleno de historias, donde la primera terminal marítima del país se despliega con relatos y cuentos conocidos y muchos otros aún permanecen sin revelarse ante sus pobladores y visitantes.

Dominando la entrada de la bahía de Puerto Cabello se encuentra el fortín San Felipe o castillo Libertador. Entre sus muros se escuchan los susurros de la historia, relatando la participación que tuvo desde las luchas independentistas hasta los tiempos de la dictadura.

Para apreciarlo hay quienes se detienen en el malecón, mientras tratan de descifrar el cómo, cuándo y el porqué de los enigmas y cuentos que rodean a este monumento, se observa que a pesar de haber trascurrido más de 200 años de su edificación, aún conserva la esencia de su concepción.

La historia

La página de internet Wikipedia señala que el castillo de San Felipe luego llamado castillo Libertador, es una fortaleza que se encuentra en la ciudad de Puerto Cabello, estado Carabobo de Venezuela. Los trabajos de construcción comenzaron en 1732 y culminaron en 1741, los españoles lo construyeron en honor al rey homónimo, y es por ello que visto desde el aire esta infraestructura tiene forma de corona. Además, esta estructura ha formado parte de las historia de Venezuela. En 1743 fue atacado por primera vez por una escuadra inglesa al mando del almirante Charles Knowles.

Para el año 1812 este imponente fortín fue tomado el 30 de junio, cuando el teniente Francisco Fernández Vinoci traiciona el bando patriota, iza el pabellón real y bombardea la ciudad de Puerto Cabello, desencadena la pérdida de la Primera República.

Luego de la guerra de la independencia en 1821, el fortín se convirtió en el último punto de Venezuela en ser liberado, puesto que no fue sino dos años más tarde de terminada ésta, que los realistas abandonaron el fortín rumbo a España.

En el mismo portal web conseguimos información que señala que en sus barracas también fue encarcelado el Generalísimo Francisco de Miranda, cuando fue transportado desde el puerto de La Guaira. A principios de 1813 escribe desde su celda un memorial a la Real Audiencia de Caracas exigiendo el cumplimiento de la capitulación de San Mateo, hasta que es trasladado hacia la fortaleza de El Morro, ubicada en Puerto Rico. Bartolomé Salom y Vicente Salias también ocuparon las celdas de esta fortificación. Ya entrado el siglo XX se convirtió en la funesta cárcel donde el General Juan Vicente Gómez enviaba a sus enemigos políticos, entre los que destaca Andrés Eloy Blanco, quien escribió su obra poética "Barco de Piedra" mientras duró su encierro y con este nombre aludía la forma alargada del castillo, prisión rodeada por el mar. Todavía en sus paredes pueden leerse mensajes de los prisioneros de aquella época.

Sentido de pertenencia

Para 2004 una delegación de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) se trasladó hasta el lugar para constatar el estado en el que se encuentra una de las más antiguas fortalezas de la línea defensiva del litoral venezolano.

Para promover la recuperación del castillo, la comisión de esta organización determinó la necesidad de que los porteños tomen conciencia del valor patrimonial que aún se conserva intacto en la ciudad, pues los habitantes deben recobrar el sentido de pertenencia para mantener la estructura física de este monumento.

Esta organización tiene previsto, más allá de la recuperación y conservación de los espacios históricos y culturales de la región, mantener vigente la investigación.

En aquel entonces la Unesco había promovido una serie de conciertos a fin de hacer constante el acceso de los propios y visitantes a este centro histórico, actividades culturales que después de un tiempo cesaron.

Jornadas de reparación

Para el año 2006 la Corporación para el Desarrollo Económico y Social de Puerto Cabello (Corpopuerto), tenía prevista la recuperación integral del histórico castillo San Felipe, una de las fortificaciones que identifican esta ciudad. Con una inversión 3,5 millones de bolívares fuertes para ejecutar las reparaciones en las diversas áreas de la fortaleza, labores que también contaron con la participación de los organismos de la alcaldía.

El propósito, realizar los trabajos para rescatar el alto valor histórico que tiene el castillo para abrirlo definitivamente al público y que sirva como uno de los atractivos que serán promocionados para atraer a turistas nacionales y extranjeros.

Entre las proyecciones hechas para el castillo de San Felipe, en aquel entonces se tenía contemplada la activación de un circuito turístico y la asignación de varios efectivos militares que ataviados con uniformes de la época para que el visitante pueda entender la importancia de la epopeya venezolana.

Museo Naval de Punta Brava

En la actualidad, este castillo está bajo el cuido y custodia de las autoridades del Museo Naval de Punta Brava, en el que al igual que esta fortificación histórica, se conservan 59 cuadros de los 261 años en imágenes correspondientes a las fortificaciones de Puerto Cabello, desde 1732 hasta 1997, cada estampa en orden cronológico muestran los planos, mapas, portulanos, cartografías y pinturas de como fue la evolución de la construcción de fortificaciones en Puerto Cabello.

Además, se expone el cuadro "El asalto a Puerto Cabello" en el que se escenifica el arribo de las tropas un día antes de la Toma de Puerto Cabello el 7 de Noviembre de 1823, allí se aprecia claramente la construcción del castillo San Felipe, así como los manglares que conformaban la zona, los techos en rojo y las casas de los habitantes de la ciudad en la época, el muro rodeando la ciudad. Y es para la fecha del 8 de noviembre cuando se le otorga a la fortaleza el nombre de "Castillo Libertador".

A la espera...

Es por ello que el castillo Libertador, como sitio histórico de gran importancia para el municipio y el país, merece la pena que sea conservado en su esencia, la cual a través del tiempo ha representado la magia de este acervo histórico.

En estos momentos se encuentra a la espera de que se conciban nuevos proyectos que permitan el rescate de las zonas adyacentes a la fortaleza, así como darle un nuevo impulso al turismo, para proyectar hacia otras latitudes del país las bondades del municipio como potencia turística.

Mientras, esta fortaleza, paciente desde la bahía como lo ha hecho por más de dos siglos, continúa sigilosa a la espera de que se le devuelva la majestad de la cual fue protagonista por muchos años y que la desidia y el abandono se han encargado de robarle con el transcurrir de los años.

"El castillo no es libertador"

A criterio del historiador porteño Asdrúbal González, "el castillo no es libertador, sino opresor, pues nunca fue lugar de alegría, y sí de llanto y de pena". Estas declaraciones las expresó a un medio de comunicación local del litoral.

González considera como contradictorio asignarle el título que más apreciaba Simón Bolívar, a lo que con el tiempo sería un antro de terror, "el castillo resultó ser todo lo contrario de lo que significa la libertad, pues allí se encarceló la flor de la juventud venezolana”.

Explicó que el título otorgado surge producto de la adulancia, aunque en primera instancia pasó a llamarse cuartel Anzoátegui en homenaje al batallón vencedor en los sucesos del 8 de noviembre de 1823. Este historiador precisó que el castillo de Puerto Cabello debe ser llamado "San Felipe", su verdadero nombre, que le fue asignado en homenaje al monarca reinante en aquella época Felipe V.

González afirma que esta joya arquitectónica y testimonio del pasado, debe utilizarse bajo su verdadero nombre, convertido ahora en un atractivo turístico y centro de actividades culturales, corrigiendo así un desacierto y "se regresa a la verdad de las cosas".

Fuente: El Carabobeño.com

Publicado por: travel.guillen.com.v
Regresar a la página principal
Regresar 
Versión de Noticias:
RSS2.0
Recomendamos Usar: FeedReader 2.90
 
Búsqueda de Noticias:
ATAluz
 
APUZ
 
ASDELUZ
 
 
Boletín
Registra tu e-mail gratis
al Boletín Turístico
 
eXTReMe Tracker
Navegación: Inicio | Noticias | El Zulia... | Soporte | Contacto | Términos y Condiciones
© 2005 - travel.guillen.com.ve - Asesoría Turística on-line - Todos los Derechos Reservados
Herramientas