Auto Repuestos Venezuela Import, C.A.
Asesoria Turistica On Line
Menú
Inicio
Noticias
El Zulia y la Promoción Turística
Promociones
Contacto
Ofertas para Venezuela
Versión Extendida
 
Calendario Andino
Festividades Andinas
Enero - Febrero
Marzo - Abril
Mayo - Junio
Julio - Agosto
Septiembre - Octubre
Noviembre - Diciembre
 
Aulas Virtuales
 

Maracaibo,
Noticias

Venezuela Real 2014

Opciones: Imprimir Imprimir Correo Enviar a un amigo
San Joaquín: Un pueblo de pastores y panelas
31 Enero 2009
Las tradiciones se han pasado de padres a hijos

El nombre del municipio es en honor al santo Joaquín, padre de la Virgen María.(Foto Larry Soto)El municipio San Joaquín representa un conjunto de historias y costumbres que con el pasar de los años, han dejado un legado para el pueblo venezolano cuyas expresiones artísticas y gastronómicas más típicas son el baile de los Pastores de San Joaquín y las representativas panelas del pueblo sanjoaquinero.

El nombre de este municipio se debe al santo Joaquín, padre de la Virgen María y esposo de Santa Ana; población en la que sus habitantes son mayormente católicos, quienes en honor a este personaje colocaron una estatua en la entrada de la localidad.

Las tierras de San Joaquín, conocidas hace siglos como Punta de Zamuro, en la cual se explotaba el añil y la caña de azúcar, se constituyeron como parroquia el 3 de diciembre de 1975.

Para algunos historiadores, hablar de San Joaquín es lo mismo que hacer referencia a la tradición de Mariara, entre otras cosas, por la cercanía de estas tierras, razón por la cual, de Punta de Zamuro pasó a llamarse San Joaquín de Mariara.

Sin embargo, fue el 25 de octubre de 1983 cuando se convierte en municipio autónomo, y un año más tarde se instala de manera formal la primera cámara municipal.

Hoy en día es una región colonial, que centra su crecimiento en torno a la devoción cristiana y a los hábitos heredados hace siglos por la colonia española e indígena.



La tradición de los Pastores de San Joaquín se basa en la religión católica, bajo el manto de San Francisco de Asís, la cual llega a este pueblo de manos del maestro Chon, que realizó la representación por primera vez el 24 de diciembre de 1920.

El baile tradicional de los pastores consiste en la danza que se realiza en honor al niño Dios, horas antes de su nacimiento, luego de lo cual los pastores recorren con el recién nacido toda la localidad de San Joaquín y van haciendo paradas en todos los sitios donde ven un pesebre, para rendir honores a Jesús.

Esta danza esconde promesas y peticiones de feligreses, quienes con entusiasmo y fervor cantan y hacen las nueve figuras típicas del baile a medida que transcurre la conmemoración.

Entre las piruetas se incluye la cruz en la cual murió Cristo, la “S” de San Joaquín, el remolino que representa los movimientos de la naturaleza, el empalizado y el baile de pareja que se realiza ya para finalizar.

El traje que utilizan los pastores, es sencillo. Una franela unicolor y una falda, acompañados de maracas las conocidas mariquillas, que quiere decir hijas de María, y el pastor debe colocarse un sombrero copa larga y colorido.

Para complementar esta danza los pastorcillos deben utilizar instrumentos musicales como el furruco, la tambora, la charrasca, la maraca y la guarura.

Personajes del baile

Luego del recorrido que realizan los pastores de San Joaquín por las calles de la entidad, asisten a la misa del gallo, celebrada cada 24 de diciembre, donde los pastorcillos entonan versos de buenaventura del niño Jesús y de allí continúan llevando la expresión folclórica representando personajes como El Cachero, encargado de la coordinación del baile; El Ovejo, simboliza el rebaño de ovejas, presentes en el nacimiento; El Titirijí, es el ave de rapiña que avisa a los pastores lo que estaba ocurriendo; La Vieja y El Viejo, personifican a las personas de la época; y La Cargadora, quien lleva un cofre con una imagen del niño Jesús, que data de hace más de 200 años.

Jorge Miguel Ramírez López, presidente de la organización Pastores de San Joaquín, explicó que la fundación tiene 88 años y cuenta con 200 niños, que participan en la manifestación cultural.

“El legado que hemos dejado, durante estos 88 años de historia, es una tradición que estamos sembrando en los más pequeños y que estamos seguros de que no morirá”, expresó.

Pastores de San Joaquín necesitan una casa

Cabe destacar que esta forma de cultura se ha mantenido intacta con el pasar de los años, a pesar de que actualmente no cuentan con ninguna sede o instalación que sirva para ensayar los más de 200 pequeños, que hoy por hoy integran esta congregación.

Debido a esta circunstancia, el máximo representante de los Pastores de San Joaquín instó al gobernador de Carabobo, Henrique Fernando Salas, y al alcalde de San Joaquín, a ayudarlos y conseguirles una casa que les sirva para impartir sus clases y para sus reuniones.

Niño Jesús, niño milagroso

Muchas personas, tanto del municipio San Joaquín como de diferentes partes de Venezuela y el mundo, asisten a estas fiestas inspiradas en el Niño Jesús, pues muchos creyentes alegan que les ha hecho milagros y les ha cambiado su vida.

“Este niño Jesús lo cargaban inicialmente los pastores de Aguas Calientes del municipio Diego Ibarra, pero un día lo dejaron aquí, por casualidad, y aquí se quedó”, señaló Jorge Miguel Ramírez López, presidente de la organización Pastores de San Joaquín.

Estudiantes y jóvenes buscan contarle sus problemas al niño Dios, a quienes le han realizado promesas y peticiones que han sido cumplidas,

Cada año el vestuario y los accesorios del pequeño Jesús son cambiados por otros, que son realizados con mucho fervor o donados por sus creyentes.

Durante todo el año, los organizadores de los Pastores de San Joaquín se encargan de impartir talleres y clases a estudiantes de las instituciones educativas que hacen vida en la localidad, acerca del vestuario, las canciones, versos y el significado de esta tradición para el pueblo sanjoaquinero.

Por tales motivos, han recibido reconocimientos de la Universidad de Carabobo, Alcaldía de San Joaquín, Gobernación de Carabobo, y otras instituciones públicas y privadas.

Cabe destacar que en el texto “Venezuela y San Joaquín: dos voces, cuatro tiempos”, se explica que en Venezuela existen siete cofradías de pastores, pero la única que ha mantenido el baile tradicional, el 24 de diciembre, es la de San Joaquín, además de que lo hacen el 6 de enero, Día de Reyes.

Casa Cultural de San Joaquín

La Casa de la Cultura, llamada Casa de los Pastores, recibió este nombre en honor a la labor que durante estos 88 años ha dejado huella en los sanjoaquineros. Además, en este espacio cultural podrán conseguir información sobre las tradiciones de San Joaquín, pues el lugar cuenta con una biblioteca y una recopilación de materiales antiguos, con información detallada de lo que representan para los habitantes que hacen vida en esta entidad.

Panelas de San Joaquín

Transitar por la Autopista Regional del Centro, a la altura del peaje de Guacara, y no detenerse a comprar una panela de San Joaquín, es como ignorar que se pasó por esta localidad.

San Joaquín, mejor conocido como el pueblo de las panelas, se ha caracterizado por estas galletas crocantes que durante años, han formado parte de la vida diaria de quienes hacen vida en la localidad.

Cuenta la historia que las panelas de San Joaquín comenzaron a producirse en la época de la colonia, como un postre de la clase alta, el cual con el pasar de los años pasó a convertirse en toda una empresa de producción, distribución y venta para toda la población.

Aunque la receta original incluía almidón de yuca, yema de huevo y papelón de grano, cocido en horno de barro a la leña, el paso de los tiempos ha modificado sus componentes y la forma en la cual son elaboradas.

No obstante, este arte culinario complace los gustos de los paladares más exigentes, razón por la cual se mantiene vigente en el mercado.

Tal como lo afirma la historia, las panelas se comercializaron desde 1865, y hasta la fecha son un sustento económico para cientos de familias que se han dedicado a comercializarlas, hasta el punto de que hoy encontramos a quienes las venden en los hombrillos de la Autopista Regional del Centro y en el peaje de Guacara, lugar que para muchos representa una parada obligada, sobre todo para aquellos que vienen de otros estados.

Fuente: Luisángela Giménez Díaz / El Carabobeño

Publicado por: travel.guillen.com
Regresar a la página principal
Regresar 
Versión de Noticias:
RSS2.0
Recomendamos Usar: FeedReader 2.90
 
Búsqueda de Noticias:
ATAluz
 
APUZ
 
ASDELUZ
 
 
Boletín
Registra tu e-mail gratis
al Boletín Turístico
 
eXTReMe Tracker
Navegación: Inicio | Noticias | El Zulia... | Soporte | Contacto | Términos y Condiciones
© 2005 - travel.guillen.com.ve - Asesoría Turística on-line - Todos los Derechos Reservados
Herramientas