Auto Repuestos Venezuela Import, C.A.
Asesoria Turistica On Line
Menú
Inicio
Noticias
El Zulia y la Promoción Turística
Promociones
Contacto
Ofertas para Venezuela
Versión Extendida
 
Calendario Andino
Festividades Andinas
Enero - Febrero
Marzo - Abril
Mayo - Junio
Julio - Agosto
Septiembre - Octubre
Noviembre - Diciembre
 
Aulas Virtuales
 

Maracaibo,
Noticias

Venezuela Real 2014

Opciones: Imprimir Imprimir Correo Enviar a un amigo
De San Fernando a Puerto Páez
20 Abril 2008
Fotógrafos: Juan Carlos Hernández / Alvaro Acosta.Este recorrido por la sabana apureña que se extiende desde San Fernando hasta el Parque Nacional Capanaparo-Cinaruco, lo hará en un día, sólo necesita una cámara fotográfica, para inmortalizar en imágenes todos los escenarios naturales. El consejo es que inicie la ruta bien temprano para que vea los amaneceres. ¿El regreso? en la tarde para observar los colores vespertinos

Estamos a pocos días de que los aguaceros del mes de mayo caigan sobre el inmenso y rico estado Apure. Durante esa época de lluvia, la sabana volverá a reverdecer; el ganado lucirá más gordo y paseante; se verán a los chigüires, caimanes, babas y anacondas, nadando a sus anchas por los cauces de las decenas de ríos que se llenarán grandiosamente, inundando todo; la flor de bora con su bello color morado engalanará la vista y el clima será más benevolente con esos viajeros que disfrutan de la belleza del llano después del apabullante verano.

La ruta que lleva el nombre en honor al escritor Rómulo Gallegos, es un trayecto de aproximadamente 270 kilómetros, que nace desde la capital, San Fernando, pasa por el municipio Biruaca y atraviesa, San Juan de Payara, San Miguel de Cunaviche, Santa Ana, el Parque Nacional Capanaparo-Cinaruco y llega hasta Puerto Páez, límite de Apure con los estados Bolívar y Amazonas.

Los nobles regalos no se harán esperar durante el viaje, ya que podrá conocer los Médanos de la Soledad y luego, podrá terminar la ruta dándose un chapuzón en los playones de los ríos Capanaparo o Cinaruco, todo dependerá de sus gustos y posibilidades.

Los Médanos de la Soledad

Fotógrafos: Juan Carlos Hernández / Alvaro Acosta.El trayecto de la Ruta de Gallegos en el estado Apure, le regalará el lugar realmente insospechado: los Médanos de la Soledad, aproximadamente a quince minutos antes del río Capanaparo.

Aunque a usted le cueste trabajo creerlo, en medio de la sabana, donde todo es planicie, se elevan montañas de arena, muy similares a los Médanos de Coro, formados también con la misma arena que se encuentra en Falcón.

La explicación para este hermoso sitio es que estos médanos son el resultado de los vientos alisios del noreste y sureste del país. Al igual que los Médanos de Coro, se producen por la fuerza del viento hacia esta zona llanera.

Bájese de su carro y camine por unos pocos metros hasta llegar a los médanos. Al llegar a ellos, puede acostarse para sentir la fina arena, echarse a rodar cuesta abajo por las colinas o tomarse fotos para que sus amigos y familiares se mueran de la envidia, porque no muchas personas han tenido la dicha de verlos.

Durante la época de lluvia, ya se habrá formado una playa de agua cristalina que sirve como un maravilloso balneario, donde la Corporación de Turismo de Apure, instala sillas y sombrillas durante los asuetos vacacionales para la comodidad de los temporadistas.

Balneario La Macanilla

Fotógrafos: Juan Carlos Hernández / Alvaro Acosta.Una vez repuesto de tan grata sorpresa, puede continuar con su recorrido por la Ruta de Gallegos que lo llevará hasta el río Capanaparo donde se encuentra la población indígena de La Macanilla.

Justo en el puente que se levanta sobre el río Capanaparo verá a pescadores, quienes se dedican a pescar algunos "caribes", llamados también "pirañas", el temido pez de río, muy valorado por los apureños que “aflojan” la carne, haciéndole infinitos cortes verticales al pescado, triturando las espinas, para que sea posible su consumir.

Debe saber que durante estos últimos días se sequía -a finales de abril, se pueden apreciar unos playones que los apureños agradecen ante la falta de un mar cerca. Si aún las lluvias torrenciales no han caído, notará el Capanaparo por lo que podrá apreciar el balneario favorito por los llaneros sencillos -quienes llegan hasta en transporte público-, durante la época de sequía. Si lo desea, aquí podrá darse un refrescante baño, pero recuerde que todos los ríos de Apure son ricos en caimanes y mantarrayas.

La belleza apabullante del Cinaruco

Continúe su viaje hacia el municipio Pedro Camejo, de 22.865 kilómetros de extensión, lo que lo convierte en la localidad más grande de este estado llanero. En esta zona encontrará el famosísimo y más exclusivo río Cinaruco, a donde podrá llegar sin problemas, siempre que posea un vehículo alto o rústico, ya que debido a los diversos bancos de arena, los carros pequeños tienden a quedarse atascados.

Este espectacular y cristalino río, constituye el límite sur del Parque Nacional Santos Luzardo, conocido nacional e internacionalmente por los pescadores deportivos como el Río.

El Cinaruco brinda la oportunidad de pescar el aguerrido pavón, además de payaras, pirañas y bagres. Como atractivo adicional sus parajes de belleza increíble, sus bosques de orilla, sus playas de arenas blanquísimas (ideal para las zambullidas de descanso), y la fauna variada que incluye los delfines de agua dulce (toninas, que persiguen a los pavones agarrados a los anzuelos), pirañas, payaras, babas, una gran variedad de aves, tortugas descansando en las orillas, el aullar de los monos en las selvas adyacentes y el cruce ocasional de alguna anaconda.

En la temporada de lluvias, el cauce del río aumenta considerablemente, creando una gran cantidad de ramales y lagunas que constituyen los mejores sitios de pesca al bajar el cauce.

Entre médanos y agua dulce

Mientras transita esta Ruta de Gallegos puede apreciar toda la belleza de la sabana generosa con sus múltiples verdes, su fauna y flora sorprendente y lo más importante, verá su gente sencilla y pintoresca.

El ganado a sus anchas puede que paralice el tránsito de vehículos, pues ellos, con su cabestrero a la cabeza, andan a sus anchas y se sienten los reyes de todos esos predios.

En un poco de más de dos horas puede recorrer la ruta de principio a fin pero la idea es que se disfrute de algunas paradas.

Sepa que es ideal que tome las previsiones de hidratación, ya que antes de llegar al río Capanaparo, no abundan los lugares donde pueda comprar las necesarias bebidas que aplacarán un poco el calor natural de este bello estado.

Cómo llegar

• La Ruta de Gallegos es un camino interminablemente recto, pero no se confíe, debe preveer algunas -dos o tres-, curvas pronunciadas.

• Luego de pasar la población de San Juan de Payara, verá el Monumento a Marisela, una escultura inspirada en la hija de Doña Bárbara en el libro de Gallegos.

• En La Macanilla debe comer el rico pavón y el pabellón de chiguire.

Fuente: Marielis Artega Sánchez / El Carabobeño

Publicado por: Gustavo Guillen
Regresar a la página principal
Regresar 
Versión de Noticias:
RSS2.0
Recomendamos Usar: FeedReader 2.90
 
Búsqueda de Noticias:
ATAluz
 
APUZ
 
ASDELUZ
 
 
Boletín
Registra tu e-mail gratis
al Boletín Turístico
 
eXTReMe Tracker
Navegación: Inicio | Noticias | El Zulia... | Soporte | Contacto | Términos y Condiciones
© 2005 - travel.guillen.com.ve - Asesoría Turística on-line - Todos los Derechos Reservados
Herramientas