Auto Repuestos Venezuela Import, C.A.
Asesoria Turistica On Line
Menú
Inicio
Noticias
El Zulia y la Promoción Turística
Promociones
Contacto
Ofertas para Venezuela
Versión Extendida
 
Calendario Andino
Festividades Andinas
Enero - Febrero
Marzo - Abril
Mayo - Junio
Julio - Agosto
Septiembre - Octubre
Noviembre - Diciembre
 
Aulas Virtuales
 

Maracaibo,
Noticias

Venezuela Real 2014

Opciones: Imprimir Imprimir Correo Enviar a un amigo
La Macanilla, un regalo de Apure en verano
8 Abril 2008
Foto Juan Carlos Hernández.En verano, el calor apremia y los festivos apureños no cuentan con una playa cerca para disfrutarla, así que aprovenchando la generosidad de la sabana tropical, todos asisten a La Macanilla, uno de los balnearios más famosos de la tierra de Doña Bárbara

Apure, icono del verdadero llano venezolano, si que es generoso. En invierno es una inmensidad de verdes, con un ganado gordo y feliz; con los cauces de aguas, rebosantes y musicales que inundan la vista porque sin duda, hacia donde se mire, se encuentra agua y más agua. En verano, cuando el verde hace metamorfosis a marrón, el calor se mete dentro de la piel, el ganado anda a paso lento como queriendo no alterarse mucho para no despertar la furia inclemente de la tierra, el agua se hace menos abundante pero le regala a propios y foráneos, uno de los más fuertes atractivos de esta región, sus versátiles balnearios.

La Macanilla, en el río Capanaparo -que durante el invierno es navegable y más de uno se dedica a la alegría de la pesca- es uno de los balnearios más concurridos en las temporadas que se comprenden de noviembre a marzo.

El Capanaparo se retrae, dejando bancos de arena en uno de sus extremos, convirtiéndola en una orilla, inexistente fuera de estas fechas.

Con una playa dulce cerca de San Fernando de Apure -aproximadamente a dos horas, en el municipio Pedro Camejo, en la Ruta de Gallegos- los locales se enrumban a la población indígena de La Macanilla donde el mayor atractivo es el playón, pero donde se encuentran innumerables ventas de comidas típicas del llano, artesanía, los artículos más variados como trajes de baños, toallas, sombreros, sombrillas y más, además de que aunque de una forma sencilla,se ofrece hospedaje cómodo y atención esmerada.

La Macanilla, es una muestra del enorme potencial para el turismo ecológico de este bellísimo y extenso estado. Para llegar hasta ella debe partir desde la capital de Apure y atravesar una gran parte de la Ruta de Gallegos, la cual comprende la vía desde San Fernando; San Juan de Payara; Paso Arauca; La Candelaria; La Soledad; Capanaparo y llega hasta Puerto Páez, donde el estado limita con los estados Amazonas y Bolívar.

En verano, La Macanilla luce llena de personas, la mayoría en familia y con muchas ganas de pasarla bien. Bajo toldos o el sol intenso, las personas se acomodan con todos sus artículos para pasar todo el día -igual que en una playa- y la fiesta no se hace esperar.

Sepa que aunque el río luzca muy apacible no olvide que Apure es rico en caimanes del Orinoco y en mantarrayas así que sea prudente, báñese cerca de la orilla y evite sumergirse solo. Nunca se ha reportado ningun incidente que lamentar, pero es mejor tomar previsiones...

Los apureños de todas las ciudades de la región, pueden llegar ahora más fácilmente ya que hace unos meses fue inaugurado el puente sobre el río Capanaparo lo que permite que los vehículos puedan pasar con normalidad, las chalanas para los carros -aunque míticas y con encanto- ahora no son necesarias.

Sencillamente llegue en su vehículo y aparque en los estacionamientos.

Datos del camino

La Ruta de Gallegos es un trayecto turístico inspirado en el autor de la novela Doña Bárbara, Rómulo Gallegos.

En este recorrido deténgase para apreciar los caños; de paso por San Juan de Payara verá peleas de gallos, toros coleados y zaraos; en La Candelaria, aprecie el monumento a Marisela, la hija de Doña Bárbara y en La Soledad, conozca los espectáculares médanos. Sepa que una fecha próxima e ideal para conocer al bello estado Apure y su alegría es el 19 de marzo, día de las fiestas patronales de Elorza.

Un festín para el paladar

Uno de los aspectos más atractivos de este balneario es la posibilidad de probar parte de la gastronomía llanera, riquísima por demás.

Sepa que el río Capanaparo es rico en Pavón, así que debe probar este delicioso pescado, casi insuperable por otro. Es jugoso, de carne tierna y abundante, de pocas espinas y de tamaños bien generosos. Acompañado con ensalada, arroz y tostones es casi glorioso.

Otra imperdible es el pabellón de chigüire, en el que se sustituye la carne mechada por este pisillo típico del llano.

Las cachapas de maíz blanco con queso, suero -que los llaneros llaman mantequilla blanca-, o cochino es otro manjar que debe esmerarse en probar. Son de un sabor más sutil que las cachapas de maíz amarillo como las conocemos en el centro del país pero una vez que las pruebe, no hará otra cosa que añorarlas. Son deliciosas con creces, así que compre varias y traiga sus provisiones.

Fuente: Marielis Arteaga / El Carabobeño

Publicado por: Gustavo Guillen
Regresar a la página principal
Regresar 
Versión de Noticias:
RSS2.0
Recomendamos Usar: FeedReader 2.90
 
Búsqueda de Noticias:
ATAluz
 
APUZ
 
ASDELUZ
 
 
Boletín
Registra tu e-mail gratis
al Boletín Turístico
 
eXTReMe Tracker
Navegación: Inicio | Noticias | El Zulia... | Soporte | Contacto | Términos y Condiciones
© 2005 - travel.guillen.com.ve - Asesoría Turística on-line - Todos los Derechos Reservados
Herramientas