Auto Repuestos Venezuela Import, C.A.
Asesoria Turistica On Line
Menú
Inicio
Noticias
El Zulia y la Promoción Turística
Promociones
Contacto
Ofertas para Venezuela
Versión Extendida
 
Calendario Andino
Festividades Andinas
Enero - Febrero
Marzo - Abril
Mayo - Junio
Julio - Agosto
Septiembre - Octubre
Noviembre - Diciembre
 
Aulas Virtuales
 

Maracaibo,
Noticias

Venezuela Real 2014

Opciones: Imprimir Imprimir Correo Enviar a un amigo
Cascada El Vino: un paraíso larense
12 Diciembre 2007
Cascada El Vino: un paraíso larenseMucho habíamos oído hablar acerca de un lugar en el estado Lara, donde las aguas caen desde 90 metros de altura, poseen un increíble color tinto, como si proviniera de los mejores viñedos y donde además, hace un clima de montaña muy fresco y agradable. Sin embargo, nadie nos contó la maravillosa sensación que cada uno experimentaría al llegar a la tan nombrada Cascada El Vino.

Saliendo desde la ciudad de Valencia, hacia Barquisimeto, existen diversas vías de acceso que le llevan a la Cascada El Vino. Una de ellas es la carretera Quíbor - El Tocuyo, específicamente a la altura de la represa Dos Cerritos, aquí se puede escoger entre la vía Humocaro Bajo y la carretera Nacional en la que el recorrido se hace muy excitante si se viaja en rústicos, pues son trochas de piedras formadas por curvas en el borde de la serranía, por ambas vías los paisajes son maravillosos. Otra forma de llegar es la ruta Panamericana, hacia Trujillo entrando por el Poblado de San Pedro, La Pastora y Jabón hasta llegar al pueblo de Barbacoas.

La recomendación general es utilizar un vehículo rústico o uno que esté en muy buenas condiciones y aunque casi todos los pobladores le dirán que desde Barquisimeto se llega en dos horas (la distancia por la primera vía es 150 km y por la segunda 164 km), en realidad el recorrido le tomará algo más, entre tres y cuatro horas, puesto que la carretera exige transitar despacio y se encuentra actualmente en reparación. Al llegar a la Cascada El Vino, la primera idea que le vendrá a la mente será: “Dios, qué parajes tan maravillosos tenemos” y “¿si esto es así? ¿cómo será estar frente al Salto Angel? Una caseta de Inparques le dará la bienvenida al Parque Nacional Dinira, que en lengua de los aborígenes Gayones, antiguos habitantes del lugar, significa manantial. Allí deberá pagar el monto establecido para entrar. Allí apenas empiece a descender verá: imponente, apacible, magnífica, la caída de agua. Su nombre proviene del color característico producido por la mezcla de antocianina -sustancia contenida en las plantas que allí se encuentran- con el material ferroso que se desprende de las aguas. Sus aguas con el contraste de las piedras irradian el color tinto, típico del vino.

Recuerde llevar abrigos, la temperatura oscila entre los 16 y 20 grados centígrados y la neblina puede acompañarlos hasta cerca del mediodía.

En el pozo se puede bañar, claro está, deberá prepararse psicológicamente, pues el agua parece sacada de la nevera de su casa, pero al cabo de un rato ya no sentirá los pies, ni las manos, los mismos se le habrán dormido de tanto frío. Pese a esto el baño será delicioso y energizante.

Otros lugares interesantes:

Un helado chapuzón. (Foto cortesía: Juan D. Vilchez / Diario El Impulso)Ya la visita a la Cascada es un destino turístico inigualable, pero en el camino también encontrará otros lugares dignos de una visita, por ello le recomendamos entre Barbacoas y La Cascada, el pueblo La Peonía, allí se encuentran las cuevas del mismo nombre. Desde la carretera que conduce hacia la cascada de El Vino se observa un cartel indicando la ubicación de la cueva en la parte de alta del cerro, son quince minutos de recorrido, a pie a lo largo de los cuales encontrará bancos para descansar. Recuerde para este paseo, llevar una cantimplora con agua, para recuperar el aliento de la caminata, una linterna, pues dentro de la cueva la necesitará, y una cuerda también le será util. Al mostrarle los minerales los guías utilizarán el nombre científico de éstos, así escuchará y se deleitará con la belleza de la cuarcita casi transparente; el rojizo manganeso, de color ferroso; la maravillosa piedra escarchada y las infaltables estalagmitas y estalactitas, estas últimas formadas por el goteo de agua que se filtra del techo y cae al suelo y que al unirse pueden formar columnas de textura áspera y porosa. Apenas a pocos pasos y ya comenzará la oscuridad, pero no se preocupe para eso es la cuerda y una vez adentro se atrapará con la magia de quebradas y manantiales que surgen de grietas que fueron creadas por la falla de Boconó

La salida de la cueva puede hacerse por donde se ingresó o tal vez seguir un poco más el camino y hacerlo por el lado angosto de ella, donde eventualmente tendrá que gatear, arrastrase o hasta saltar. No se pierda esta experiencia, pregunte a los encargados del PN por un guía, para que les acompañe a las entrañas de la tierra en un paseo que puede durar unas 2 horas. En La Peonía también es casi que obligatorio detenerse en la venta de pan La Peonía, allí puede comprar para su deleite y para traer a Valencia, un magnifico Pan de Maíz, Tunjas, Azucarado y de Guayaba, Salado, Tortas, Acemas, Galletas y las insuperables Catalinas, deliciosas recién horneadas, todo en horno a la leña.

Para hospedarse

Cascada El Vino: un paraíso larensePosada Pablera, es el sitio ideal para el encuentro familiar o simplemente para el descanso reparador y para degustar de la excelente cocina gourmet Larense, Andina y Zuliana que ofrecen sus propios dueños el Sr. Adalcides Portillo y la Sra. Josefa de Portillo, mejor conocida como Chefa. Podrá deleitar su paladar con las "Delicias Pablera", souvenir especial, como para llevar de regalo: mermeladas de frutas, dulces, pasapalos envasados artesanalmente. Un dato interesante es que de esta posada y de las tertulias musicales que aquí se dan, han nacido dos producciones artísticas que en la actualidad se están promocionando por radios nacionales.

Los planes de alojamiento incluyen desayuno y si lo desea la cena, servicio adicional de comedor, habitaciones con baño privado o a compartir, estacionamiento, paseos guiados y diseño de planes especiales para grupos, los precios de las habitaciones van desde 130 hasta 190 mil bolívares (130 y 190 Bs. f).

Para reservar comuníquese al 0252 - 415.34.53 / 0251-262.46.58.

Tenga en cuenta no botar desperdicios en las áreas del parque. Acampar en zonas destinadas para tal uso y transitar por vías y senderos definidos. No está permitido encender fogatas. Respetar la flora y la fauna. Recoja toda la basura que produzca y llévesela de vuelta.

Cascada El Vino: un paraíso larensePara realizar actividades en el Parque Nacional Dinira, es necesario solicitar autorización en la Superintendencia del Instituto Nacional de Parques (INPARQUES) del mismo parque.

¿Dónde acampar?

Acampar al pie de la Cascada es la nota del viaje, de hecho, las áreas verdes alrededor del pozo están destinadas para tal fin, también dispondrá de un área de estacionamiento, algunas caminerías, sitios para picnic y un cafetín. Pero, si no desea dormir en carpa, no se preocupe, a 10 minutos en la población de San Pedro se encuentran unas acogedoras posadas.

Fuente: Heyly Bernal / El Carabobeño

Publicado por: Gustavo Guillen
Regresar a la página principal
Regresar 
Versión de Noticias:
RSS2.0
Recomendamos Usar: FeedReader 2.90
 
Búsqueda de Noticias:
ATAluz
 
APUZ
 
ASDELUZ
 
 
Boletín
Registra tu e-mail gratis
al Boletín Turístico
 
eXTReMe Tracker
Navegación: Inicio | Noticias | El Zulia... | Soporte | Contacto | Términos y Condiciones
© 2005 - travel.guillen.com.ve - Asesoría Turística on-line - Todos los Derechos Reservados
Herramientas